Reparacion invisible con gomalaca



gomalaca restauracion ebanisteria

En cada trabajo, sin importar si se trata de construir un mueble nuevo o de reparar uno antiguo, surgen los mismos problemas: Una abolladura por un lado, una junta mal cerrada por el otro, un agujero en la chapa de raíz… Siempre resulta especialmente frustrante que el color de las pastas que sirven para resolver este problema nunca parezca coincidir con el color de la madera del mueble, no pudiéndose solucionar tampoco dándole una mano de pintura al acabado.

Esto no ocurre cuando se utilizan barritas de goma laca. Compuestas de goma laca o barniz, ofrecen un amplio abanico de colores y son perfectas para las pequeñas reparaciones, al igual que para las grandes en las que se usa madera maciza en el arreglo, ya que las barritas afinan el trabajo ajustando el color al de la madera que lo rodea.

Cómo lograr un buen ajuste de colores aplicando algo de acabado primero

Como las barritas de goma laca no cambian de color tras aplicar el acabado, se puede barnizar la madera aun no tratada, si se desea, y aplicarle varias capas de acabado. De lo contrario, el intentar anticipar el color de la madera acabada con la selección de la barrita de goma laca idónea puede resultar un verdadero quebradero de cabeza.

Resulta casi imposible conseguir un ajuste final perfecto con la elección del color de la barrita. Personalmente, entre dos opciones, siempre elegiré la más oscura, ya que no desentonará con la madera circundante como la clara.

Cómo derretir las barritas de goma laca

Tradicionalmente, las barritas de goma laca se fundían usando un cuchillo calentado sobre una lámpara de alcohol. Yo prefiero usar un cuchillo eléctrico de baja temperatura porque la mantiene constante. La temperatura de un cuchillo mantenido sobre una lámpara no sólo es inestable, sino que puede llegar a quemar la madera que se intenta reparar. El material a fundir puede alcanzar su punto de ebullición, generando burbujas de aire y provocando pompas bajo la superficie, que sólo se descubren a la hora de alisar.

Yo prefiero arrimar el material al cuchillo eléctrico, de modo que la barrita se funda en la hoja formando un pegote derretido. Éste se puede dejar gotear entonces directamente en la grieta o rajadura, o untar en la superficie a tratar, deslizando por ella la hoja del cuchillo. Como el material se solidifica rápidamente, habrá que presionar y allanarlo con la hoja del cuchillo para introducirlo dentro de la grieta, ablandándose de nuevo y comprimiéndose en el hueco.

Cómo rellenar grietas grandes en dos pasos

Dado que la goma laca y el barniz se quiebran fácilmente, la reparación de grandes superficies no debería emprenderse solamente con barritas de goma laca. La forma más efectiva de aplicar parches grandes es utilizando madera, que podrá barnizarse de un color parejo con el material colindante. Sólo entonces se deberá emplear la barrita de goma laca para rellenar los resquicios que deje el parche de madera.

Las grietas grandes también se pueden rellenar con una mezcla de serrín y epoxy de secado rápido, aunque deberá utilizarse serrín del mismo tipo de madera que la que se va a reparar. Antes de que la mezcla se asiente, presiónela sobre la superficie alisándola con un trozo de tela. Una vez solidificada la pasta, se podrá emplear la barrita de goma laca para nivelar el agujero con el entorno.

Cuando lo que se va a reparar es un mueble antiguo, o cuando una pieza nueva haya sido barnizada y no se disponga del serrín apropiado, éste se podrá sustituir por tinte de anilina en polvo.

Las reparaciones más difíciles de realizar son las llevadas a cabo en maderas ásperas, en las que la superficie lisa del parche destaca en la estructura porosa circundante.

Cómo limpiar residuos y completar el acabado

Para nivelar el parche me sirvo de un cincel afilado con el que raspar el material que sobresalga. Todo excedente podrá lijar y alisarse con papel carburo-siliconado muy fino (granulado entre 400 y 600) firmemente ceñido a un trozo de madera y humedecido con agua.

En caso de haber ejercido demasiada presión y dañado la capa de barniz, vuelva a barnizar lo necesario antes de aplicar más capas de acabado. Puede ocurrir que el barniz original no penetre en parte de las áreas acabadas. En este caso, utilice un barniz con base de alcohol para añadir una capa de color entre las capas de acabado. La reparación destacará menos si se aplican más capas de acabado en toda el área.

Cuando se utilizan barritas de goma laca de barniz, algunos acabados de poliuretano pueden no adherirse. Téngalo en cuenta y lea las indicaciones en el envase. Cuando precise hacer reparaciones una vez comenzado el acabado, aplique todas las capas de acabado y perfeccione entonces con las barritas de goma laca. Una vez completada la reparación, pula la capa final de acabado y encere toda la pieza.

Deja un comentario