leña y Bosque

leña y el medio ambiente

Tras irse a vivir al bosque, el escritor  David Thoreau escribió en su ensayo Walden que la leña calienta dos veces: cuando se corta y cuando se quema. 161 años después,  el autor Lars Mytting detalló en “El libro de la madera” porqué un método de calefacción prehistórico puede y debe convivir con la conexión a internet.

A pesar de que Noruega es un país petrolífero, el bosque ocupa un tercio de su extensión. En ese país y en Suecia, donde este singular ensayo ha vendido más de 200.000 ejemplares, un 25% de las viviendas se calientan con energía procedente de la combustión de la madera. La mitad de esa leña la cortan los ciudadanos mismos.

Mytting cuenta que cuando hace  muchísimo frío (30 grados bajo cero), a menudo  la red eléctrica se colapsa. Por lo cual La gestión de la leña, en estufas y chimeneas queda  como el ultimo recurso.

De manera que el labor de comprar la madera verde y secarla para aprovisionar calor para el invierno. A diferencia del carbón, el gasoil  o el queroseno, la madera no sólo que es una materia prima sostenible, ademas es renovable. Sobre todo debe renovarse. los bosques tienen una capacidad formidablede  de absorción de Co2 .

LOS ÁRBOLES Y LA ABSORCIÓN DE CO2

Ademas que los árboles no viven para siempre. Un árbol absorbe CO2 mientras crece, “pero tarde o temprano muere y ese gas tiene que volver a salir”.Por lo cual  La emisión total  de CO2 que genera la quema en una estufa es exactamente la misma que si el árbol muere y se pudre.Mientras descompone, un árbol emite los gases que atrapó a lo largo de toda su vida. Por eso rejuvenecer el bosque es aumentar la captura de CO2.

Los árboles que más CO2 absorben

los árboles que más CO2 absorben del ambiente son los pinos, en concreto dos especies muy comunes en España, el pino carrasco (Pinus halepensis) y el pino piñonero (Pinus pinea). Seguen un estudio realizado por la Universidad de Sevilla en 2007.A medida que Un pino carrasco maduro puede absorber cerca de 50 toneladas de CO2 en un año.

El valor de los árboles es incalculable. Son los que protegen el suelo, dan cobijo a los animales y son una de las principales unidades estructurales de los ecosistemas, pero además reportan beneficios a los seres humanos.

100 años de climatizadores y tanques de queroseno no han logrado establecer con el calor la relación atávica que nos vincula a la energía más antigua de la humanidad. Calentar con leña no es sólo una opción sostenible, lógica y económica, es también una experiencia que apela a los sentidos. la diferencia entre quemar correctamente  o incorrectamente la madera es colosal. La mala combustión de la madera puede contaminar tanto como el tráfico en un centro urbano.

por si le interesa saber mas sobre estos libros puede comprar los aqui;

 Walden (David Thoreau)

El libro de la madera( Lars Mytting)

 

Para su información: Recibo una comisión por las ventas generadas a través de enlaces a Amazon.