5 curiosidades sobre las puertas en la antigua Roma

Aunque el Imperio Romano estaba lleno de puertas, este tema parece ser descaradamente descuidado. ¡Pero ya no más! A continuación, te presentamos 5 curiosidades sobre las puertas en la antigua Roma.

¿Cómo son las puertas Romanas antiguas?

1) ​​Los restos arqueológicos que tenemos están hechos de mármol o metal. La madera era el material más asequible y, por lo tanto, el más común, especialmente las de roble, pino y ciprés. Sin embargo, la gran mayoría de estas no han sobrevivido bien al paso del tiempo, con la excepción de las puertas carbonizadas que se encuentran en Herculano. ⠀

2) La palabra latina ianua (puerta) está etimológicamente relacionada con Ianus, el dios de las dos caras y patrón de comienzos, finales y progresión. De su nombre se deriva también el ‘mens ianuarius’ o mes de enero. ⠀

3) Las puertas romanas se abrían hacia dentro, como se puede ver en todos los edificios de Pompeya y Herculano, para no tomar por sorpresa a los peatones. Plutarco confirma esta evidencia arqueológica, quien escribe que se construyó una casa a cargo público en el Palatino para cierto tipo honorable llamado Marcus Valerius: “Y mientras que las puertas de otras casas en ese momento se abrían hacia el interior del vestíbulo, hicieron que la puerta exterior de su casa, y de la suya sola, se abriera hacia afuera, para que por esta concesión pudiera estar constantemente participando del honor público. » 

4) La entrada de cada edificio consistía en dos puertas que se plegaban juntas, incluso las puertas internas de las casas eran de dos válvulas. A veces, estas dos válvulas eran demasiado anchas, por lo que debían plegarse como un acordeón cuando se abrían Las ruinas de Pompeya y Herculano muestran relieves de puertas con el patrón plafonado.

5) Las puertas de los edificios públicos eran especialmente grandes, caras y estaban decoradas de forma impresionante. Como las puertas de los templos casi llegaban al techo, los paganos adoradores, a quienes no se les permitía entrar, podían ver los relieves de la divinidad desde abajo. Algunos ejemplos monumentales en madera de ciprés nos indican la habilidad en la talla y en la plasmación de motivos decorativos, mucho menos sobrios de lo que cabría esperar de un artista romano.

Referencias:

No tenemos subcontratistas, ni intermediarios, De esta forma ofrecemos una relación directa y personalizada para cada proyecto, buscando siempre la alta calidad y la excelencia.Para cualquier consulta o solicitud de presupuestos contacten con nosotros.

Ir arriba